Nuestros mosaicos

     Hemos realizado once réplicas de mosaicos existentes en diferentes puntos de lo que fue el antiguo Imperio Romano.
Con el fin de dar a conocer este arte de la manera más completa posible, hemos pretendido recrear mosaicos de diversos temas, épocas, ubicación y técnicas.

     Te facilitamos un mapa por si quieres localizar y ver los mosaicos originales:



     Éstas son nuestras réplicas:


Cenefa y Nudo de Salomón:



     Estos dos mosaicos se encuentran en la Villa Toralla, descubierta junto a la Playa de O Vao, Vigo, en los años 20 del siglo pasado. Está datada entre los siglos IV y V d. C. y es la única villa romana excavada íntegramente en Galicia. Se pueden visitar diferentes estancias de la casa, las salinas y el hypocaustum, que denota la buena posición social de sus dueños.
     Durante los diferentes estudios arqueológicos, fueron localizados diversos fragmentos de mosaicos policromados fuera del lugar en que habían sido inicialmente colocados, lo que nos daría a hablaría del abandono y posterior destrucción de la villa. Los motivos representados son de dos tipos: geométricos y vegetales.
     Nuestras réplicas siguen la técnica del opus tessellatum. La cenefa consta de unas 650 teselas; el Nudo de Salomón, de unas 900.


Triángulo:


     Este mosaico se encuentra en la Quinta de Marim, en Faro, Portugal, y representa un resto de pavimento policromado en el que se observa, sobre un fondo de teselas blancas, una serie de triángulos concéntricos yuxtapuestos e invertidos unos en relación a los otros.
     Lo mosaicos fueron descubiertos en mayo de 1947 y las excavaciones comenzaron el verano siguiente, constituyendo una de las más completas exploraciones de villas romanas en Portugal.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum  y consta de unas 1.000 teselas.


Hipocampo y Pavo real:



     Estos dos mosaicos se encuentran en Itálica, Sevilla, una villa romana de la Bética que goza de los asentamientos romanos más antiguos de toda la Península Ibérica. Itálica gozó de fama de gran centro cultural y económico y evidencia de ello son el anfiteatro y sus lujosas casas, propiedad de comerciantes o patricios acomodados.
     Muchos de los mosaicos que decoran el suelo de sus grandes casas y magníficas villas se han conservado hasta nuestros días. Están datados en el S. II d. C.
     El primer mosaico representa un hipocampo, una de las criaturas que tiraban del carro de Neptuno, dios del mar, y está situado de la Villa de Neptuno. En él se representa una figura policromada del dios junto a un completo cortejo de criaturas marinas en blanco y negro.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus vermiculatum y está formada por más de 3.300 teselas.
     El segundo mosaico pertenece a la Casa de los Pavos Reales, donde se representan treinta y tres especies diferentes de aves policromadas.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus vermiculatum y está compuesta por más de 3.500 teselas.


Crátera:


     De este mosaico se desconocen la fecha y la localización. Representa una crátera, una vasija de cerámica destinada a contener vino.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de unas 1.000 teselas.


Crismón:


     Este mosaico se conserva en la Villa Fortunatus en Fraga, Huesca, una villa romana cuya construcción data del siglo II d. C. A finales del siglo III o principios del IV d. C. fue ampliada construyéndose una nueva villa decorada con ricos pavimentos de mosaico. El yacimiento fue descubierto entre 1930 y 1940.
     Destaca el mosaico encontrado en una de sus estancias que posee la inscripción con el nombre del propietario, Fortunatus. En la casa destacan mosaicos a deidades paganas, como Venus, Eros y Psiqué, y otros con simbología cristiana, como el crismón. Otra de las estancias, el aquarium, está decorada con motivos marinos.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de unas 1.200 teselas.


Pato:


     Este mosaico se conserva en la capilla de Arzobispado de Rávena, Italia, construida entre los años 493 y 526 d. C. En 1996, fue declara por la UNESCO "Patrimonio de la Humanidad".
     Este mosaico policromado en vivos colores presenta una decoración con flores de loto y aves de diversos y vivos colores. En la luneta, sobre el vestíbulo, se encuentra una figura de Cristo.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de unas 1.100 teselas.


Cave canem:


     Este mosaico se conserva en la entrada de la Villa del Poeta Trágico, en Pompeya, Italia., una villa de modestas dimensiones decorada con mucha exquisitez. Posiblemente haya pertenecido a una familia de clase media enriquecida durante los últimos años de la ciudad. En el piso se encontraba la inscripción Cave Canem (cuidado con el perro) junto a la imagen de un perro atado con una cadena.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de unas 2.500 teselas.


Motivos simétricos:


     Este mosaico de entre los S. II y III d. C. se encuentra en la Villa trifolium en Thugga, Túnez, cerca de los barrios que rodean el foro. Esta casa es la mayor de las halladas en Thugga y contaba con dos plantas.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de más de 4.500 teselas.


Talía, musa de la comedia:


     Este mosaico se encuentra en la ciudad de Zeugma, Turquía, fundada en el S. III a. C. por Seleuco I Nicator, uno de los comandantes de Alejandro Magno y conquistada por los romanos en el 64 a. C.
     Los mosaicos hallados en esta ciudad están realizado en pasta vítrea de diversos colores. Destaca uno policromado en el que están representadas cada una de las Musas de la mitología. Fue descubierto en noviembre de 2014.
     Nuestra réplica sigue la técnica del opus tessellatum y consta de unas 3.500 teselas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario