OlyAgón ΦΜ

Los JJ.OO. en la antigua Grecia comenzaron en el 776 a.C. y se celebraron hasta el 393 d.C. Tuvieron un marcado cariz religioso. Durante más de mil años, cada cuatro veranos, ciudadanos de todas las polis de la antigua Grecia acudían a las sagradas tierras de la Antigua Olimpia para adorar e invocar a Zeus y celebrar con pasión las competiciones deportivas en su honor. Las comitivas y el público llegaban desde todos los puntos de Grecia a un evento que durante cinco días reunía no sólo a deportistas y sus entrenadores, sino también a filósofos, poetas, escritores, apostadores, comerciantes, músicos, bailarines, …
Los actos religiosos en honor a Zeus Olímpico consistían en sacrificios, música, actuaciones teatrales, discursos de filósofos, recitales poéticos, desfiles, banquetes, …
Durante estos Juegos, los hombres competían desnudos, no existían los deportes por equipo, salvo las carreras de relevo, no había premios para los segundos o terceros puestos, no se vendían entradas y las mujeres casadas no podían asistir a las competencias, sólo hombres griegos libres.
El valor de los Juegos antiguos fue esencial para los griegos: el gran objetivo que perseguían los griegos era competir por el honor y por la gloria y, además, representaron una manifestación religiosa de sumisión a los dioses, contribuyeron al desarrollo armónico del cuerpo y del alma y favorecieron la amistad de los pueblos y ciudades y, por ende, la unidad entre los griegos.


El objetivo de este proyecto es dar a conocer los Juegos Olímpicos en la Antigüedad, su carácter religioso, su organización, sus pruebas atléticas, la preparación de los atletas, etc.
Para ello, hemos elaborado el boletín informativo de noticias deportivas de una emisora de radio que diariamente, al término de la jornada olímpica, da la crónica del desarrollo diario de las diferentes pruebas deportivas, informa de los ganadores y da cuentas de las diversas incidencias (descalificados, sancionados, lesionados, …) producidas.
Para poder dar a conocer cómo eran los JJOO en la antigua Grecia, el contenido de las noticias a desarrollar deberá incluir la información estudiada en clase sobre los Juegos.
Para darle mayor veracidad al proyecto, hemos visto la necesidad de documentarnos y, así, hemos encontrado el nombre de ganadores reales de las competiciones o de otros que, por amañar pruebas, fueron sancionados con fuertes multas económicas. También hemos averiguado de dónde venían los mejores caballos y qué polis los compraban, a qué ciudad viajaban los atletas para recibir una mejor formación, qué comían e, incluso, que hacían apuestas por sus corredores favoritos.

Tras tener todos estos datos reales, viene la parte creativa: dar nombre a la emisora de radio, buscarle un lema, un logo, una sintonía que la caracterice y, obviamente, un boletín de noticias que resulte radiofónico.
Y tras semanas de trabajo, le hemos dado a la emisora el nombre de OlyAgón ΦΜ y hemos diseñado el logo:







Hemos compuesto, grabado y producido la sintonía y el lema:

 

















Y hemos redactado y grabado la tregua olímpica y el boletín noticias para cinco días de emisión.









Y el resultado lo podéis escuchar a continuación.